La increíble exhibición de Ter Stegen que salvó al Barça de un lío aún mayor