La tenista rusa Kuznetsova aprovecha un descanso del partido para… ¡cortarse el pelo!