Nadal vuelve a sonreír en su año más complicado