Rafa se marchó desolado el US Open para cerrar su peor temporada