Nadal no conoce límites y barre a Federer pese a la herida de su mano