Nadal, 'la bestia' ha vuelto