Perros recogepelotas en el Abierto de Brasil: ¡el tenis contra el maltrato animal!