El entrenador de Albert Ramos asegura que el barcelonés "siente una necesidad diaria de ser mejor tenista"