La eliminatoria de Nadal en Shanghái hace que se replantee su continuidad