La eliminación de Muguruza y Suárez deja el torneo femenino sin presencia española