La WTA baraja permitir a los entrenadores dar instrucciones desde la grada