Sharapova vuelve a jugar en un torneo benéfico siete meses después de su sanción