Ni se fue, ni ha vuelto: Rafa Nadal ganó el Conde de Godó de Barcelona