Kerber pone fin al reinado de Williams y se corona como número uno mundial