Juan Mónaco deja clavado a su rival con un globo entre las piernas para salvar el punto