Granollers supera a Sock y jugará en cuartos de Basilea ante Cilic, verdugo de Carreño