Federer frena en seco a Nadal y se hace con el título en el Masters 1.000 de Shanghai