España realiza su primera toma de contacto con el Ostravar Arena