España, eliminada ante la República Checa, peleará por la permanencia en el Grupo Mundial