Carreño, García-López y Ramos pierden en Viena y dejan el torneo sin españoles