Bautista avanza a la cita con Del Potro, verdugo de Menéndez en Nueva York