Las altas temperaturas de Krasnodar pueden ser un problema para la Selección Española