La superación personal del ganador del Puskas emocionó a los asistentes