El lado más solidario del Barça: fotos con Kenza, una niña francesa con progeria