¿Se acabó el caso Isco? Solari espera su mejor versión