La situación de Hayden es crítica: los traumatismos impiden que le operen de un edema craneal