El cabreo de Simeone tras acusarle de no preocuparse por Torres tras el golpe