Simeone hizo un gesto a la grada para explicar el cambio de Joao Félix pero el Metropolitano no lo vio y siguió pitando la sustitución