El significativo gesto de Simeone tras el empate ante el Eibar: sale al campo a aplaudir y animar a sus jugadores