El curioso recibimiento de un culé al Sevilla en Atocha: un megáfono y el himno del Barcelona