El colofón del ‘capricho’ de Sergio Ramos sería suceder a Gasol y Nadal como abanderado en los JJOO