La técnica de Ramos para lanzar los penaltis: no falla desde hace más de dos años