El motivo por el que la afición de Abu Dhabi no dejó de pitar a Sergio Ramos