Sergio Ramos hace una reverencia a Maldini en el palco del Bernabéu