Un testarazo y un penalti a lo Panenka: Sergio Ramos es el nuevo 'killer' del Real Madrid