¡Rivales pero compañeros! El abrazo de Ramos y Aduriz que enorgullece al fútbol