Las señales que indican que Neymar seguirá en el PSG son las mismas que decían que no se movería del Barça la temporada pasada