Semedo ocultó la verdad al Barça y puso en peligro al resto de compañeros tras saltarse el protocolo de la Liga y Sanidad