La semana decisiva para el futuro de Neymar: aumentan las opciones de que siga en París