La selección, un equipo de anuncio