La selección brasileña decepciona en el partido clasificatorio contra Ecuador