La seguridad del Camp Nou obliga a una señora a abrir su bocadillo: "Vuelta a los años sesenta"