La seguridad del Bernabéu obligó a quitar una pancarta en la que se criticaba a Vecchi