¡28 segundos hasta el KO! Croché a la mandíbula y serie de golpes al rostro para ganar el combate