¿Por qué no sanciona la UEFA a los radicales o a los equipos implicados en una batalla campal?