Un niño de 12 años le salva la vida a un rival tras caer al suelo inconsciente en un partido de fútbol