Salah tiene que pedir ayuda a la Policía para salir de su casa: multitud de aficionados se congregaron en su puerta