¡Increíble! Un entrenador rumano le suelta hasta tres patadas a uno de sus futbolistas