Los jugadores del Real Madrid se relajan con un rondo en el salón de su hotel en Kiev