Ronaldo recupera la sonrisa con el Scudetto y asegura su futuro en la Juventus